La maravilla de los ojos de las estatuas clásicas

Ojos de David pixelados - Estatuas Clásicas

Ojos de David – 60×60 cm Acrílico sobre tela

Haciendo una recorrida por un museo me puse a prestar atención en las miradas de algunas estatuas clásicas, tanto griegas como romanas. Me intrigaba saber como lograban esas miradas tan expresivas en mármol o bronce. Saqué un par de fotos, busqué en internet, donde me enteré que en muchos casos estaban pintadas de vívidos colores y que el paso del tiempo las dejó así como las vemos ahora.

Y después de mucho recorrer me decidí a pintar algunas para probar una técnica nueva que se me ocurrió hace un tiempo y quería probarla. Estas son las dos primeras que hice, en un tamaño 60×60 cm y utilizando solamente amarillo y tierra sombra natural. Voy a seguir experimentando porque creo que hay bastante para descubrir.

Con técnicas modernas de inspección, que incluyen desde Rayos X hasta luz ultravioleta, esa luz que vemos en los boliches y que hacen que nuestros dientes brillen en la oscuridad, fue posible descifrar no solo cuáles eran los patrones de pinturas originales, sino que incluso los colores mismos que adornaban estas obras maestras. (Ver articulo de referencia)

Ojo izquierdo pixelado - Estatuas Clásicas

Ojo izquierdo – 60×60 cm Acrílico sobre tela

Lo mas sorprendente del caso -al menos para mi, es que esas estatuas y demás esculturas no eran pintadas de un color sólido o dejadas sin pintar, sino que los griegos en realidad trataban de emular la vida real pintando sus estatuas de manera que parecieran fotografías vivas, cosa que nos da una nueva perspectiva de estas obras.

Viendo estas obras bajo este nuevo espectro, me pregunto si volveré a ver las películas de Hollywood ambientadas en la vieja Grecia con los mismos ojos, porque  todas ellas -creo que sin excepción, muestran siempre las estatuas clásicas y todo tipo de esculturas en la forma que las vemos actualmente.

En la mayoría de los casos la pérdida del color se debe principalmente a dos razones; por un lado al carácter orgánico de los pigmentos naturales con los que se fabricaron las pinturas con las fueron recubiertas y, por otro, a la exposición al aire libre que han sufrido gran parte de las mismas, porque formaban parte de grupos escultóricos de edificios que obviamente quedaban al aire, o, si eran esculturas, estaban expuestas en las ágoras, foros o santuarios de las antiguas ciudades, también a la intemperie.

Un comentario:

  1. Buenísima la tecnica. Ni bien tenga mas cuadros así no se olvide de compartirlos ☺?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *